Champú detox

Ver más champú detox en Amazon

 

El carbón activo se ha transformado en un ingrediente fundamental en cientos y cientos de productos en campos como la medicina, la cosmética, filtrado de aire e inclusive en la cocina. Todo se debe a su potente propiedad de adsorción. Estas cualidades le dejan unirse a químicos, toxinas, bacterias, metales o residuos orgánicos y determinados inorgánicos.

El carbón activo no es como el carbón vegetal (el que usas para la parrilla).

Cuando el carbón se activa adquiere una carga iónica negativa y gran cantidad de agujeros enanos, lo que hace crecer su área de superficie y su porosidad, consiguiendo expandir su área desde alrededor de 50 m2 por gramo hasta dos mil quinientos m2 por gramo.

Además el carbón activo no se queda ahí solamente, también está pisando fuerte en otras áreas. Hoy en día se puede localizar en muchos cosméticos.

En el sector cosmético se ha ganado un puesto importante en los últimos tiempos debido a su valiosa propiedad de adsorber la suciedad y grasas que irritan la superficie de la piel. Estos agentes contaminantes ocasionan sequedad en la piel incrementando las probabilidades de desarrollar granitos, eczema y otras infecciones tópicas.

Para resumir, el carbón activado nos brinda una enorme variedad de beneficios para la salud. Desde reducir el colesterol, pasando por eliminar los gases y exfoliar la piel, hasta blanquear los dientes en minutos. Una pluralidad de ventajas sin ser un producto costoso. Su alcanzable costo sumado a sus excelentes resultados lo transforman en un éxito inminente.