Jabón negro

Ver más jabón negro en Amazon

 

El carbón activado se ha convertido en un ingrediente esencial en cientos y cientos de productos en ámbitos como la medicina, la estética, filtrado de aire e incluso en la cocina. Este éxito se debe a su impresionante propiedad de adsorción. Estas cualidades le dan la capacidad de unirse a químicos, toxinas, virus, metal y también restos orgánicos y algunos inorgánicos.

El carbón activo es medicinal, a diferencia del carbón vegetal común, a nivel científico probado ser un potencial carcinógeno.

Cuando el carbon se activa adquiere una carga iónica negativa y muchos agujeros enanos, lo que hace crecer su área de superficie y su porosidad, consiguiendo expandir su área desde aproximadamente 50 metros cuadrados por gramo hasta dos mil quinientos m2 por gramo.

Puede que ingerir carbón no te parezca muy apetecible, y esto es absolutamente natural puesto que técnicamente estarías comiendo cenizas de bambu o cascarás de coco, mas en verdad el carbón activado carece de fragancia y sabor. Unido a que la mayor parte de los suplementos de carbón activo vienen en forma de pastilla, por lo que no te debes preocupar por este motivo.

El carbón activo es enormemente utilizado para el tratamiento de envenenamientos y sobredosis de fármacos. Tiene además una capacidad excepcional de extraer contaminantes como el mercurio del agua o el arsénico del arroz, entre otros comestibles. Últimamente se ha asociado al carbón activo con un mejor funcionamiento del riñón y hepática, menos colesterol, elimina los gases y ayuda a calmar la hinchazón.

El aroma corporal y el mal aliento ocurren de forma frecuente cuando las toxinas se amontonan en nuestro cuerpo, y el carbón activo las suprime de forma rápida fácilmente y sin riesgo.